MÁS SABE EL PRI POR DIABLO Y VIEJO… QUE POR PRI// Opinión de Rafael Martínez Cristo

Rafael Martínez Cristo

 

Con miras a la guerra electoral que se avecina en 2022, en la que se incluye la gubernatura de Quintana Roo y hasta –de alguna manera también- la revocación de mandato presidencial, el Partido Revolucionario Institucional se pertrecha y afila armas bajo la máxima que reza: “Más sabe el diablo por viejo que por diablo”.

De esta manera, y con la finalidad de discutir el proyecto de país, la estrategia política, así como la vida interna y prospectiva de ese instituto político para el próximo año, el PRI dio inicio a los trabajos hacia la XXIII Asamblea Nacional Ordinaria, en la que deberá demostrar que no está “moralmente vencidos”, como lo ha sentenciado el presidente López Obrador.

Cierto es que el PRI ya no está conformado por el inmenso ejército con el que contaba hasta hace apenas unos años, y no lo está debido a la “estafa maestra electorera” en que se han convertido los programas sociales del gobierno lopezobradorista, en los que regala dinero a –según estima el propio presidente- el 70 por ciento de las familias en el país.

Es así que los muchos o pocos priistas (no se conoce lo estrecho o grande que ha quedado su militancia) habrán de unir fuerzas en esta asamblea que culminará el 11 de diciembre próximo con una sesión plenaria en la Ciudad de México en la modalidad presencial y a distancia debido a los protocolos por el COVID-19.

De acuerdo a información del Revolucionario Institucional, en la plenaria del 11 de diciembre se espera la participación de 3 mil 274 delegados, quienes se han venido eligiendo desde los niveles seccionales, municipal

En el caso de Quintana Roo, la convocatoria fue publicada el pasado 22 de octubre y celebraron tres asambleas de manera virtual, una en cada una de las regiones del Estado: Norte el 27 de octubre, Centro 28 de octubre y Sur 29 de Octubre. En estas asambleas eligieron a quienes serán delegados a la asamblea estatal a celebrarse entre el 12 al 27 de noviembre.

También se celebraron asambleas electivas para determinar los delegados de entre presidentes de Comités Municipales y que representaran al sector de síndicos y regidores

Para posteriormente en la Asamblea Estatal serán electos los delegados a la Asamblea nacional.

Por otra parte, desde el 23 de octubre y hasta 27 de noviembre, se organizan conferencias magistrales con especialistas en diversas materias. Hasta el momento se han efectuado dos con las disertaciones de José Antonio Fernández y la del Dip. Augusto Gómez Villanueva

Posteriormente, el 7 y 8 de diciembre se realizarán los trabajos de cuatro Mesas Nacionales Temáticas: 1.-Proyecto de país; 2.-Estrategia política; 3.-Vida interna del partido, y 4.-Prospectiva del partido.

El 9 y 10 de diciembre se dictaminarán, en la Comisión Nacional de Dictamen, los grandes acuerdos nacionales que serán sometidos a la plenaria del 11 de diciembre.

Esta es la ruta que está siguiendo el tricolor y en donde piensa enseñar musculo de cara a a las elecciones de 2022.

Es claro que el Órgano máximo deliberativo no tocará Estatutos, Línea Política lo cual le da un margen de negociación a la dirección nacional para firmar o no alianzas y para discutir los posibles perfiles a gobernador y diputados locales en nuestro Estado.

Sea como sea el PRI no está manco y mucho menos muerto y algunas sorpresas se derivarán de este ejercicio deliberativo.

Veremos qué tan diablo sigue siendo este que fue el partido hegemónico durante décadas y décadas en el país, el estado y los municipios.

Es su momento para aprovechar las flaquezas y los errores del Peje…. Veremos

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

A %d blogueros les gusta esto: