UNA MÁS DE MARYBEL VILLEGAS// Opinión de Rafael M. Cristo

EL RADAR

Rafael M. Cristo

Ya tiró el “buscapiés”. LA PÁGINA QR se adelantó a lo que ya es irremediable: Marybel Villegas Canché nuevamente cambiará de partido por la misma razón que lo ha hecho una y otra vez: El capricho por no ser la ungida como candidata.

«Yo no voy a solapar, ni voy a ser cómplice de nada ni de nadie, y si eso tiene que ver con que yo me vaya de Morena, me voy a ir, pero yo no voy a permitir entregar el estado”, dijo la senadora en rueda de prensa, anunciando por primera vez su salida del partido guinda.

Pero que no trate de confundir ni de engañar a nadie. No se trata de Mara Lezama, no se trata de Carlos Joaquín, no se trata de nadie ni de nada más que de meros pretextos, del nuevo capricho y arrebato por no ser la abanderada del partido que la cobijó, en este caso, Morena.

Bien dicen que “gallina que come huevo, ni aunque le quemen el pico”, y Marybel ya tomó esto como una costumbre ante su endeble de convicción política, su falta de compromiso con los institutos de los cuales ha sacado raja, siempre llevando agua a su molino… y cuando éste deja de dar, pues salta del barco en busca de otro salvavidas.

Ya a nadie le extraña, a nadie sorprende.

Si antes lo hizo con el PRD, con el PAN, con el PRI ¿por qué diantres no lo va a hacer con Morena?  Siempre ha sido la misma cantaleta, la misma victimización.

La realidad es que ella misma sabe que no será la candidata, al menos no de Morena.  Está consciente que esa bandera ya está prácticamente entregada a Mara Lezama y que desde hace días (o semanas) su mentor, Ricardo Monreal, se ha encargado primero de coquetear, y luego de hacer amarres con Movimiento Ciudadano para colocar a su gente, como Marybel Villegas.

Y el de Quintana Roo no es el único caso en el que aspirantes guindas terminarán naranjas. Hay otras entidades en las que Monreal colocará a sus cuadros en el MC, incluyéndolo a él de manera soterrada.

Lo demás, amable lector, es simulación de la política.

Lo que es cierto también es que no se debe subestimar. Movimiento Naranja puede dar sorpresas en más de un estado en 2022.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

A %d blogueros les gusta esto: